Sumerge tus pies en agua tibia, agregando Blissful, una espuma que limpia y desodoriza mientras que suaviza.